El Viaje de Cruz

Allá por 2004, empecé a escribir una novela por entregas en mi Fotolog, que usaba de forma intensiva. Cada día, durante meses, publiqué un capítulo de una novela inventada sobre la marcha, con la regla de que no podía revisar el texto más de tres veces (además de las inevitables restricciones en el número de caracteres que tenían por defecto los posts de Fotolog).

Nunca la terminé, por culpa de uno de los grandes enemigos del estudiante universitario: los exámenes finales.

Así, la novela quedó colgada, y no la retomé.

¡Hasta ahora!

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: